miércoles, 18 de abril de 2012

INTRODUCCIÓN



Esta colección se plantea con el objetivo de señalar los aspectos más relevantes del fomento del componente tecnológico diferenciador en la empresa industrial, destacando el papel de la organización y del entorno para apoyar la cultura tecnológica innovadora. En el primer fascículo se analizaron los principales conceptos relativos a la innovación tecnológica. En este fascículo se estudia cómo organizar la empresa para apoyar el desarrollo de la innovación. En el tercer fascículo se analiza la financiación del componente tecnológico diferenciador. El cuarto fascículo se centra en los mecanismos de protección de las tecnologías diferenciadoras en la empresa. En el quinto fascículo se aborda los elementos externos a la empresa que pueden ayudar a generar un mayor componente tecnológico innovador. Finalmente, el fascículo sexto busca estudiar el proceso interno de generación del componente tecnológico diferenciador. 

COMO ORGANIZAR UNA EMPRESA


Para organizar una empresa se debe tener en cuenta los siguientes principios: dividir el trabajo por especialización de conocimientos y habilidades, integrar esta división a través de fuertes y óptimos mecanismos de coordinación y finalmente el tercer principio, es que los dos anteriores estén basados y alineados con la estrategia definida por la empresa.Estar alineado con la estrategia, significa tener un Planeamiento Estratégico vigente, donde estén definidos claramente los objetivos de la organización y las actividades para llegar a ellos lo cual permitirá dividir el trabajo de manera adecuada. Para dividirlo en la organización se utilizan herramientas a dos niveles: a nivel Macro, una estructura organizacional (conocido como Organigrama) y a nivel Micro, el puesto de trabajo.
En el nivel Macro la base fundamental serán las actividades recogidas en el planeamiento estratégico, que de acuerdo a su importancia e impacto en los resultados empresariales generaran los niveles jerárquicos de la organización, y de acuerdo a la relación que tienen entre ellas se diferenciarán las unidades orgánicas o áreas.
En el nivel Micro, y una vez definido el Organigrama, las actividades que generaron las áreas, se convertirán en las funciones de los puestos de trabajo, esto asegura que las personas en los puestos realicen tareas que generen valor a la empresa. También es importante definir el perfil del puesto y qué competencias son necesarias para las personas que las ocupen. Todo esto finalmente se plasma en un documento conocido como Manual de Organización y Funciones (MOF).Una empresa mal estructurada es sinónimo de caos y falta de eficiencia. Evite que esto le suceda a su negocio.Los dueños de empresas pequeñas tienen un trabajo muy desafiante.

PASOS PARA LOGRAR UNA BUENA ORGANIZACIÓN


1. Tener claro los objetivos. El primer paso para darle una estructura a su empresa es tener bien definidas la misión, visión y objetivos a alcanzar y comunicarlos correctamente al resto de sus miembros. Deben se sencillas, entendibles y fáciles de memorizar.
2. Tener claros los recursos de la empresa. El segundo paso consiste en examinar a sus trabajadores: ver cuántos y quiénes son, si está empezando, ver cuantos necesita y cuales son sus capacidades y talentos.
3. Haga una lista con las actividades a realizar. Una vez claros los objetivos a alcanzar y los recursos, haga una lista de las actividades o tareas de la empresa. Defina cuáles son prioritarias y cuáles dependen de otras, así como cuántas personas son necesarias para ejecutar cada actividad.
4. Divida estas actividades en unidades. Especifique en que consisten, cuánto tiempo se necesita para ejecutarlas y cuáles son los objetivos de cada una, en concordancia con las metas finales de la empresa.
5. Asigne cada actividad a la persona idónea. Elija a la persona que podría ejecutar de mejor forma cada tareas, según sus habilidades, conocimientos y motivaciones. Escoger a la persona correcta es fundamental para lograr los resultados esperados, por lo que no se apresure en hacerlo.
6.- Elija al líder. En las empresas, es necesario tener una persona a la cabeza de todo. Si la empresa es pequeña y tiene pocos empleados, podrán ser dirigidos por un solo jefe, pero si va aumentando el número de trabajadores, tendrá que pensarse en mandos intermedios.
7. Mantenga al día la organización de la empresa. Esté atento a los cambios. Con el tiempo, la actual organización de la empresa puede ser inadecuada por las condiciones internas o cambios externos. Renueve su empresa según sus necesidades.
8.- Desarrolla un equipo
Incluso el dueño más organizado necesita ayuda. Esa ayuda puede venir en la forma de empleados u otro tipo de ayuda subcontratada. No puedes ser un experto en todo y si lo intentas perderás el foco de por qué empezaste ese negocio en primer lugar.
9.- Documenta tus procesos
Los negocios pequeños pueden convertirse en grandes negocios a veces. Ford y Apple comenzaron como negocios pequeños. Asegúrate de que estas preparado ante cualquier crecimiento que tu negocie experimente.
10.- Cuídate a ti mismo
Es fácil sentirse consumido cuando tienes un negocio que sacar adelante. Asegúrate de que dejas un tiempo para ti mismo. Los empresarios más exitosos se aseguran de tomar vacaciones y tiempo para recargar las baterías.

LAS VENTAS , EL MERCADEO, LA MARCA, LA INNOVACIÓN, LA GENTE SON PUNTOS CLAVES PARA EL DESARROLLO DE UN NEGOCIO


Si usted está pensando en generar mayor competitividad y cree que lo más conveniente es cambiar el logro de su empresa para refrescar la marca, instaurar el área de mercadeo a través de personas encargadas o contar con grandes presupuestos para innovar, está equivocado.
“Las pequeñas y medianas empresas, por lo general, no cuentan con esquemas de planificación, por lo que la mayoría se enfrenta a problemas cotidianos que pueden comenzar a organizar.
Desarrollar el potencial
Ninguna de las anteriores fuentes de crecimiento se maneja por sí sola. Todas, sin excepción, requieren personas. Por ello, el recurso humano necesita potenciarse desde la administración de las empresas, tengan o no un departamento de recursos humanos.
Estrategia común
Cuando las ventas bajan o se estancan, las empresas empiezan a considerar el mercadeo. Sin embargo, su primera reacción es pensar a quién contratar y no, cómo implementar una estrategia transversal que los haga crecer.
Marcar diferencias
Casi paralelamente al desarrollo de mercadeo, el empresario siente la necesidad de ver más competitiva su marca. Generalmente, decide modificar el diseño de su logotipo pensando que la marca es sinónimo de imagen gráfica.
Producir novedad
La mayoría de empresarios cree que la innovación es un asunto de tamaño. Es decir, que sólo empresas grandes tienen acceso a ella, la cual se asocia, además, con tecnología y grandes presupuestos de investigación y desarrollo.
Ventas, mercadeo y marca son tres conceptos para trabajar unidos
Para impulsar las ventas es vital revisar el plan de segmentación de mercados para ver cuáles no se están ateniendo y a cuáles se puede llegar.


CINCO PASOS PARA REDUCIR TUS COSTOS OPERACIONALES


1.- BASE Organizacional (Definir las funciones -puestos- claves)Hacer un análisis para determinar cuáles funciones son críticas e indispensables para operar la empresa o el departamento. Definir cuál es la estructura que sustenta la empresa y sin la cual no puedo operar.
2.- RECURSOS Operacionales (Determinar con qué cuenta la empresa)Para ser efectivos tenemos que determinar con qué recursos cuenta la empresa y la capacidad de los mismos. Detrás de cada paso, función o actividad hay un RH (persona) que va a determinar que la estructura definida sea funcional o no (Cultura de Costos).
3.- CAPACIDAD Tangible (Estrategia basada en la capacidad real de la empresa)Crear un plan de trabajo y proyecciones de la empresa en función de la capacidad real de la misma, en todos sus renglones; incluyendo la capacidad de sus equipos. Las operaciones deben maximizarse en función de números que reflejen la realidad de la empresa no en valores teóricos.  
4.- OPTIMIZACIÓN Funcional (Logística de uso de la materia prima)Una de las áreas de mayor oportunidad en la reducción de los costos operacionales está relacionada al manejo y uso de la materia prima. Más de un 30 % de los costos de producción están asociados a los materiales y su manejo en cada una de las etapas del proceso productivo (compra de materia prima, materiales en proceso, producto terminado e inventario).
5.- INTEGRACIÓN y Simplificación (Adecuar la empresa a los tiempos)Hacer un estudio de los procesos y procedimientos enfocándonos en la integración y simplificación de las actividades productivas. Se trabaja con la adecuación tecnológica de los procesos y con los cambios culturales dentro de la organización.
Estos cinco pasos se llevan a cabo sin necesidad de invertir y pueden, además de reducir los costos operacionales, aumentar la productividad y efectividad de su empresa. Otra ventaja indirecta es el desarrollo de una cultura de trabajo donde los procesos se hacen más dinámicos, flexibles y autosuficientes.

VIDEO


sábado, 14 de abril de 2012

CLAVES DE UNA GESTIÓN EFICIENTE, PARA AYUDAR A POSICIONAR TU COMPAÑÍA SOBRE LA COMPETENCIA.




Muchos problemas en la empresa podrían verse solucionados con una correcta organización del trabajo diario. Evitar el caos y las dudas sobre las labores que debe desempeñar cada trabajador, es parte de un plan que debe contemplar todas las áreas de tu negocio.
Objetivos claros.-Quien no sabe a dónde va, nunca llegará. Define misión, visión y objetivos que esperas alcanzar. Comunícalos a todos los miembros de la organización.

Control de Recursos.-Examina los recursos disponibles en tu empresa, ya sean humanos o económicos, debes tener claridad de lo que dispones. Debes saber cuánto personal tienes y cuáles son sus capacidades, además de tener contabilizadas las herramientas, implemento y maquinaria de tu negocio.
No sólo planear.-Planificar es fundamental, pero no sólo debes quedarte en eso. Recuerda que  “No hay mejor teoría que una buena práctica”. Analizar y planificar en exceso puede retardar la puesta en marcha de tu empresa.
Delimita tareas.-Haz una lista de tareas y actividades de la empresa. Determina cuales son prioritarias, la secuencia necesaria en su ejecución y quién estará a cargo de cada una.
Asignación de personal.-Se cuidadoso en la asignación de personal, debe ser coherente con la dificultad y dimensión de la actividad. Define un perfil para el puesto y las funciones específicas a desempeñar. La elección de la persona idónea resultará determinante a la hora de alcanzar objetivos. Realiza la selección en base a habilidades, conocimientos y motivaciones.
Adáptate.-Acomoda la organización de tu empresa según los cambios del mercado, las condiciones internas de tu negocio y los avances tecnológicos. En la actualidad, es primordial adaptarse con agilidad al contexto.
Restringe gastos.-Reduce gastos innecesarios. Ten un estricto control de cuentas, márgenes de ganancia, impuestos y costos.
No debes gastar más de lo que ingresa, se mesurado en tus gastos y cuida el efectivo.